Somos...

Orgullosos proveedores de la mejor gastronomía en nuestra Ciudad desde 1914, fábrica de helados de inmigrantes españoles. Una empresa familiar, tradicional y artesanal.
Heredamos el lema de calidad y excelencia con la más exigente selección de todas las materias primas que utilizamos y el mejor servicio con todo el esfuerzo detrás.
La tradición sobrevive a las generaciones…, y el gran esfuerzo de todos y cada uno va dejando huella en la historia de El Fundador en la calle San José.
Ofrecemos lo que sabemos hacer…
Sabemos hacer helados.



Calidad y Servicio

Nuestras materias primas

Para lograr excelencia en calidad de producto nuestro secreto es utilizar las mejores materias primas del mercado nacional y del exterior y aplicar estrictos controles en todo el proceso de elaboración y conservación del producto terminado.
Tradición familiar con criterio artesanal
Cómo logramos los mejores helados?
Utilizamos las famosas “recetas de familia”, que desde hace más de 100 años elaboramos respaldados en la más moderna tecnología.
Con un control selectivo de materias primas y aplicando el máximo esfuerzo y la mayor dedicación en mantener la fabricación artesanal.

Esto hace que nuestros productos lleven el inconfundible sello de nuestra tradición familiar.
Trabajamos apasionados por el sabor y lo compartimos con vos creando las más deliciosas recetas para los paladares más exigentes


Distribución 

A su medida

Nuestra empresa cuenta con una flota de distribución de camiones equipados con alta tecnología de refrigeración que mantienen al producto como si estuviera en una cámara de congelados garantizando así la cadena de frío desde la elaboración hasta su consumo.
Degustaciones*: Usted puede convenir día y horario con nuestro representante de ventas y probar todos nuestros productos.
Conservadoras*: No sólo puede contar con conservadoras para helados sino que además ofrecemos a nuestros clientes el servicio técnico que éstas requieran.
Distribución diaria, incluyendo Sábados.
(*) Servicio para gastronómicos.




Así llegamos a China




La llegada de nuestro Almendrado en la CCTV (China)